Iniciativa de Alimentos

Reunimos actores clave para posibilitar el cambio a un sistema alimentario circular regenerativo.

Nosotros estamos aumentando la ambición. Junto con los líderes de la industria y las ciudades pioneras, estamos trabajando para hacer frente al cambio climático, crear ciudades saludables, reconstruir la biodiversidad y crear nuevas oportunidades de negocio. A través de esfuerzos internacionales y en colaboración, el trabajo ha comenzado a ofrecer soluciones para un sistema alimentario saludable y regenerativo.

La Iniciativa de Alimentos

Después la publicación del informe Ciudades y economía circular de los alimentos en el Foro Económico Mundial de Davos (enero de 2019), la Fundación Ellen Macarthur puso en marcha la Iniciativa de Alimentos. Durante los próximos tres años, reuniremos a actores clave para estimular un cambio global hacia un sistema alimentario regenerativo basado en los principios de una economía circular.

La iniciativa involucrará a más de 20 ciudades en una jornada hacia una economía circular de los alimentos con Londres, Nueva York y São Paulo como Ciudades Emblemáticas. Las Ciudades Participantes - Almere, Barcelona, Lisboa, Milán, Oporto, Río de Janeiro, Salvador, Sevilla, Toronto y Torres Vedras (y otras por anunciar) acelerarán aún más los esfuerzos de implementación. Los municipios, las empresas locales y mundiales y los gestores de recursos trabajarán juntos de nuevas maneras para impulsar un cambio sistémico real.

La Iniciativa de Alimentos activará una colaboración sin precedentes para movilizar la visión expuesta en el informe Ciudades y Economía Circular de los Alimentos. Las marcas de alimentos, los productores, minoristas, gobiernos, los innovadores, los gestores de residuos y otros actores alimentarios están trabajando hacia tres ambiciones principales basadas en la economía circular.

Alcanzar estas tres ambiciones en ciudades podría generar beneficios anuales equivalentes a US$ 2,7 trillones para 2050

Ambitions Graphic

1. Adquirir alimentos producidos de manera regenerativa y, cuando tenga sentido, localmente

Los alimentos provienen de sistemas naturales que son inherentemente regenerativos. La reproducción de estas prácticas mejorará la salud general de los ecosistemas locales, diversificará el suministro de alimentos para aumentar la resiliencia, reducirá las necesidades de empaques y acortará las cadenas de suministro. La agricultura urbana y periurbana verá reforzadas las conexiones con los alimentos y los agricultores que los cultivan.

2. Aprovechar al máximo los alimentos

Las ciudades desempeñan un papel crucial para mantener los alimentos en su máximo valor y eliminar los residuos. Ellas pueden convertirse en centros de redistribución de los alimentos excedentes y en una bioeconomía floreciente en la que los coproductos alimentarios se transforman en fertilizantes orgánicos, biomateriales, medicamentos y bioenergía.

3. Diseñar y comercializar productos alimenticios más sanos

No hay opciones de alimentos saludables en un sistema alimentario poco saludable. Podemos cambiar el diseño y el marketing de alimentos para remodelar nuestras preferencias y hábitos. Esto asegurará que los productos saludables sean fácilmente accesibles, mientras que los nutrientes valiosos circulen de vuelta al suelo de forma segura.

Con el apoyo de:

Socios clave

Socios filantrópicos

We have detected that you are using an older browser. Please update to the latest version of Google Chrome, Mozilla Firefox or Microsoft Edge to improve your user experience.

If you are unable to upgrade your browser, please see our Technical FAQ page to get tips on how to improve your user experience.